Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 842

Martes, 29 Noviembre 2011 09:08

Wude "el sentido ético de las artes marciales chinas"

WudeLa ética de las Artes Marciales Chinas siempre ha requerido unas bases muy sólidas de respeto y de disciplina. Antes de aprender cualquiera de ellas hay que tener esto muy claro. En las Artes Marciales Chinas el éxito de un estudiante no está determinado solamente por sus habilidades físicas ( fuerza, agilidad, resistencia,…) sino sobre todo por la manera de entender y de asimilar este sentido ético.

 

Hay un dicho en las Artes Marciales Chinas que dice: “ Un estudiante buscará a un profesor durante tres años, un profesor probará a un estudiante durante tres años.”

  Esto quiere decir que es mejor pasar diez años buscando un buen profesor que practicar este tiempo con uno mediocre ( que son, desgraciadamente, los que abundan). Un buen profesor debe siempre ayudarte a construir una buena base física y a adquirir unos hábitos útiles para luchar. Los malos profesores no solo transmiten malos hábitos sino también un espíritu de mente cerrada y una actitud competitiva.

  Pero también es muy difícil que un buen profesor encuentre a un buen estudiante. Cuando la gente empieza a aprender un Arte Marcial Chino comienza con mucho entusiasmo y motivación. Pero lo difícil es sostenerlos ya que a menudo van apareciendo otras menos nobles, muy diferentes de las iniciales. Mirando hacia atrás en el tiempo he podido comprobar estos cambios en algunos de mis estudiantes.

  Este es el sentido del dicho chino, que es el que lleva a muchos Maestros tradicionales a pasarse estos tres años observando a sus estudiantes antes de enseñarle los secretos de su estilo.

  Una aparte muy importante de la enseñanza de las Artes Marciales Chinas es este sentido ético de las mismas, llamado Wude. Este sentido incluye dos aspectos: la ética en sí misma y la ética del espíritu. La ética en sí engloba valores tales como: la humildad, el respeto, la justicia, la confianza y la lealtad. La ética del espíritu incluye la perseverancia, la paciencia, el coraje y la resistencia. De estos dos aspectos el primero está considerado como el más importante, ya que se refiere a la relación con el Maestro (Sifu), con los compañeros de clase e incluso a los de otras escuelas o la gente en general.

  El estudiante cuyas acciones no son éticamente correctas si llega en un futuro a ser profesor sus enseñanzas estará abocado al fracaso, ya que transmitirá estos valores negativos de competitividad y violencia.

  Este es el motivo por el que muchos Maestros, para mantener la pureza de los principios y valores, observan la conducta de sus instructores y alumnos de más nivel antes de transmitir conocimientos avanzados que pueden ser peligrosos en manos irresponsables. Me refiero a conocimientos como el del ataque a puntos de presión y sus efectos ( Din Mak), la Palma de Hierro o la proyección de Chi a través de golpes Fa Ging, utilizados en algunas de estas Artes Marciales Chinas

  Para terminar solo queda invitarte a tu propia reflexión acerca del auténtico sentido que le das a tu aprendizaje y aconsejarte paciencia y confianza.

 

Por Sifu Sebastián González