Avís

JUser: :_load: No es pot carregar a l`usuari amb id: 884

El sable chino, Dahn Do

Compartir amb:

Cada una de las armas tradicionales chinas de las artes marciales tiene sus propias técnicas y estilos; el ‘gim’ (espada de dos filos) por sus movimientos intrincados de muñeca, la lanza por sus movimientos circulares que exigen una cintura flexible, y el bastón chino, un arma que requiere una cintura flexible, añadiendo fuerza al golpe más bien que a los movimientos de hurgar.

Sin embargo, ninguna supera el sable chino  ‘Dhan-do’- por su velocidad e impulso. Una de las primeras armas de la China antigua, el ‘Dhan-do’, fue, al principio, un arma de soldado, blandida por soldados de infantería para el combate a pie.

Hay un viejo proverbio chino acerca del ‘Dhan-dp’ que dice: “Para enseñar el uso del ‘Dhan-do’ a un soldado hacen falta 100 días, 1000 días para aprender las técnicas de lanza y 10000 días para dominar el ‘gim’. El ‘Dhan-do’ fue un arma práctica que se podía enseñar fácilmente de forma rápida a un soldado de infantería normal.

Durante la dinastía Ming, se usó el sable con las dos manos. Las espadas tenían una hoja recta y estrecha, similar a las espadas japonesas de Kendo. De hecho, las espadas de Kendo de Japón eran las descendientes de esta espada larga china.

La siguiente modalidad ‘Dhan-do’ tenía una hoja muy afilada en un lado y un canto grueso y embotado en el otro. La hoja era un poco encorvada hacia arriba (que significa en inglés ‘broad’, de aquí el nombre ‘broadsword’, espada ancha).

Existían dos tipos de sable. Uno ligero con una hoja delgada. Los soldados preferían este ‘Dhan-do’ porque era un arma rápida con una hoja muy afilada. El otro sable pesaba mucho más y era como un machete. Era adecuado para un uso completo, pero no tenía la velocidad del ‘Dhan-do’, más ligero. Los granjeros y hombres de las montañas preferían la espada más pesada porque podían utilizarla para sus trabajos cotidianos aparte de para la lucha.

La réplica de la espada china y la más usual hoy en día es una copia del ligero y afilado ‘Dhan-do’. La mayoría de los “artistas marciales” de la China antigua viajaron a menudo de un pueblo a otro por lo que preferían la espada ligera a la pesada.

Cada estilo del norte tiene al menos una forma con el ‘Dhan-do’. Y, aunque tradicionalmente los estilos del sur prefieren los “cuchillos mariposa” chinos, muchos sistemas del sur han adoptado el sable e incorporado sus propias técnicas en las formas.

Algunos estilos, Choy Li Fut, por ejemplo, han llegado incluso a hacer del ‘Dhan-do’ una de sus armas principales. Y tiene varias formas de ‘Dhan-do’, incluyendo uno (‘joa yao say moon Dhan-do’) en el cual se pasa la espada de una mano a la otra. Las técnicas del sable son principalmente técnicas de golpe y blocaje. Las maniobras de blocaje son principalmente para la protección del arma del adversario. Estas técnicas de blocaje y golpe son a menudo combinados en una maniobra única, única al sable, el ‘chuin tao gnau nou’.

En esta técnica, el usuario del ‘Dhan-do’ bloquea en un círculo con el canto de la espada alrededor y detrás de su cuello y hombro, y termina la técnica con un movimiento golpeando, entrando desde la dirección del lado del cuello o en el sentido de las agujas del reloj, al contrario.

Las técnicas del sable chino incluyen:

  1. ‘Pek’ – Un hachazo, verticalmente, recto hacia abajo.
  2. ‘Jam’ – Un hachazo o corte horizontal.
  3. ‘Ngon’ – Un golpe opuesto hacia arriba, con la hoja arriba.
  4. ‘Peet’ – Un golpe hacia arriba a ambos lados, izquierdo o derecho.
  5. ‘Na’ – Un golpe a las extremidades bajas del adversario, un movimiento hacia adentro.
  6. ‘Pa’ – Lo mismo como ‘Na’ pero hacia afuera.
  7. ‘Jit’ – Un corte hacia abajo y afuera, dirigido contra las rodillas del adversario con una patada.
  8. ‘Tsop’ – Un movimiento incisivo recto y clavando.
  9. ‘Lau-do’ – Un gancho, ‘uppercut’, ‘cavando’.
  10. ‘Gung’ – Un blocaje hacia arriba y afuera, puede ser un golpe o un movimiento defensivo.
  11. ‘Lai-do’ – Un corte tirado hacia atrás, hacia el usuario del ‘Dhan-do’ con la hoja hacia afuera.
  12. ‘Lan-do’ – Un golpe plano horizontal.

Todas estas técnicas pueden ser movimientos ofensivos o defensivos.

Muchas veces se ven movimientos floridos en una figura ocho, en las formas con el sable. Son más útiles como ayudas para el desarrollo de las muñecas del practicante del ‘Dhan-do’ y su coordinación. Cualquier aplicación práctica de estas florituras del sable seria solamente para guardar y proteger ambos lados del cuerpo del luchador.

No hay nada extraño en el juego de piernas (footwork) en las formas del sable chino. Es lo mismo que en las formas con mano vacía, y será el juego de pies del estilo de Kung fu, al cual pertenece la forma con el ‘Dhan-do’.

La manera en que el sable chino consigue su potencia es muy diferente al de las demás armas cortas. Son las acciones combinadas del brazo y la muñeca quienes dan potencia al sable. Por supuesto, la cintura (cadera) es el motor imprimiendo la fuerza al brazo y muñeca, pero la fuerza fundamental del golpe y blocaje empieza en el brazo del practicante del ‘Dhan-do’.

Poco como las demás espadas el ‘Dhan-do’ desarrolla su podr en movimientos anchos y circulares. Hasta los que empiezan como blocaje, por ejemplo ‘chuin tao gnao nou’, el círculo arqueado alrededor del cuello para protegerse contra otra arma, crean el poder en sus círculos y terminan como poderosos movimientos ofensivos cortantes.

El ‘gim’ chino (espada de dos filas) obtiene su potencia solamente de la acción de la muñeca. La mayor parte de la fuerza del ‘gim’ está concentrada en la última tercera parte de la hoja. Por lo que poderosos círculos arqueados no son prácticos, ya que solamente la punta de la hoja desarrolla su potencia, la potencia del ‘gim’ es llamada ‘potencia blanda’.

En las técnicas del ‘Dhan-do’ se usa toda la hoja, y la potencia llamada potencia dura y rápida. Además, con un arma de dos filos, como el ‘gim’, si el artista marcial pone la espada alrededor del cuello con un canto contra el brazo, intentado protegerse, se cortará.

Las otras armas cortas, el bastón Kali por ejemplo, son embotadas y exigen más fuerza bruta para su efectividad. El sable es afilado y puede cortar y hurgar con mucha rapidez.

En estos días de amplia difusión de armas de fuego, nos podemos preguntar ¿por qué estudiar un arma tradicional como el ‘Dhan-do’? ¿Por qué no concentrarnos en técnicas de ‘auto-defensa’ con mano vacía y esperar que el adversario no tenga un arma de fuego?

El ‘Dhan-do’ mejora el equilibrio y coordinación del estudiante de Kung Fu por añadir más peso a su mano. Si está enseñado correctamente, tiene que utilizar su otro brazo y mano para compensar el peso adicional en la mano que lleva la espada.

Muchos profesores de ‘auto-defensa’ no hacen hincapié en la utilización de ambas manos en la lucha. Las técnicas del ‘Dhan-do’ exigen la utilización de la mano libre como mano para bloquear y golpear conjuntamente con la que lleva la espada.

Pero más importante aún, las técnicas del sable son similares a las de la lucha filipina con palos. Mientras que es impráctico y, a menudo, ilegal el llevar una espada afilada para la ‘auto-defensa’, se puede conseguir un periódico enrollado o un palo fácilmente. Si el artista marcial sabe las técnicas del ‘Dhan-do’ puede hacer, de un palo, un arma muy eficaz para la ‘auto-defensa’.