Reacciones normales y anormales en el QiGong

Reacciones normales y anormales en el QiGong

Compartir con:

Por Sifu Sebastián Gonzalez

Este artículo no pretende ser alarmista ni crear un efecto de rechazo hacia el QiGong, todo lo contrario, pocos se atreven a escribir y abordar este tema polémico pero con este artículo quiero compartir con el lector mi experiencia de más de 30 años enseñando y aprendiendo QiGong.

Una vez un maestro de QiGong me dijo, Michael Chung: “el QiGong es sencillo de realizar pero no inofensivo” queriéndome decir que si era mal practicado puede generar efectos adversos o contrarios a los que se quieren conseguir.

Durante mis años de enseñanza, algunos practicantes de QiGong del territorio Español se han puesto en contacto conmigo para compartir o consultar aspectos de su práctica y algunos, han sido solicitando mi consejo y orientación en su camino del QiGong. A continuación trascribiré una carta que recibí a modo de ejemplo de este tipo de consultas omitiendo su nombre y datos personales para respetar su privacidad, simplemente como un ejemplo de este tipo de consultas.

Distinguido Sr. Sebastian González,

He visitado a su página web y estoy bastante impresionado por el contenido y por supuesto, acerca de su maestro, el celebrado Doc Fai Wong de San Francisco, así como de los otros maestros con los que ha aprendido.

Me llamo XXXXXXX y tengo 47 años de edad, vivo desde hace 4 años en el sur de España, ahora mismo cerca de Murcia. Me gustaría tener la oportunidad de hablar con usted de mis circunstancias y cómo pienso acercarme a la “Maratón de Taijiquan” de Barcelona, quisiera tener una entrevista con usted…..

Pero le avanzo que es para solicitar consejo sobre mi experiencia con el QiGong después de haber pasado un tiempo bastante largo practicando el Zhan Zhuang y varias formas de Neijia sin alcanzar el nivel de salud deseado.

Ahora mismo me encuentro muy mal de salud, casi totalmente disminuido de fuerza física a pesar de tantos años de práctica. Sé que tengo que hacerme examinar por alguien con conocimientos profundos de sistemas energético para poder diagnosticar correctamente mi estado y conocer una forma adecuada de solución, ya sea a través del Qigong o de otras formas de la Medicina China.

Me gustaría saber porque con tantos años de práctica en los artes internas no me han proporcionado el efecto deseado.

Mi condición física no es muy buena, según la medicina occidental tengo un estado que no tiene solución solo cuidados paliativos pues padezco de una estenosis de toda la columna vertebral y de artritis generalizada en todo el cuerpo. He estado diagnosticado de fibromialgia.

Lo que no entiendo es porque con tantos años dedicado a estas artes, nunca he podido beneficiarme a nivel de salud. Por supuesto sí he adquirido un cantidad de Qi y he podido practicar un poco de Fali etc., pero parece que algo no va bien en estas enseñanzas cuando veo a otra gente mejora su condición física.

Estoy intentando coger continuamente información de la red, formas, posturas, prácticas, intentando encontrar un sistema que realmente funcione, sin que sea demasiado exigente o largo, pero ahora no me siento capaz de continuar así. Necesito encontrar un verdadero maestro que me ayude y me diga lo que me pasa realmente por dentro y lo que necesito hacer para poder alcanzar el equilibrio y armonía con el Tao.

Discúlpame por este mensaje tan largo, pero cómo puedes ver es un asunto bastante complejo. Le agradezco mucho su tiempo y cualquiera ayuda o consejo que pueda dar.

Suyo atentamente,

XXXX

La práctica del QiGong deben de ser guiadas sobre todo en las primeras etapas del aprendizaje, por un maestro o profesor cualificado, ya que reconocer las sensaciones y su progreso es de suma importancia para todo aquel que desee penetrar en el mundo del Nei Gong (Trabajo Interno ).

            Hay un libro importante de QiGong llamado Tai Chi Ching o " Clásico de la Respiración Embrionaria Armonizada " en el que se dice: “el Qi (energía) circula constantemente por todo el cuerpo a través de los meridianos, sin embargo esta circulación puede ser lenta, o no fluir, y es cuando la persona en seguida se sentirá enferma”.

A través de práctica del QiGong, la circulación de Qi en los meridianos se va incrementando paulatinamente abriendo los meridianos a su flujo. Y con el tiempo, se potenciara, pero para que su proceso sea correcto y no se desvié, se deben de reconocer todas las sensaciones que empezaremos a notar a partir de nuestro primer contacto con el QiGong. Estas sensaciones las podremos clasificar en normales y anormales, indicándonos si nuestro camino es correcto o no.

            Por ejemplo uno de los primeras sensaciones que podemos notar durante la meditación con respiración embrionaria, son la de pequeñas contracciones musculares , hormigueo o cosquilleo en esa zona debido a la expansión del Qi, o que el cuerpo se ladea el cuerpo adelante y atrás, un claro síntoma de que se empiezan a abrir los canales energéticos.

            Otra sensación normal es la de calor, ya que la energía surge de todos los lugares en los que había estado escondida, experimentando sudoración en las manos y los pies. Pero hay otras sensaciones que surgen posteriormente a la práctica, como elincremento del apetito debido probablemente al aumento de la actividad metabólica y de la secreción gástrica en enzimas.

            También el aumento de la secreción salivar es un síntoma positivo; Según los Taoístas en la saliva está el elixir de la longevidad y es generada cuando la mayor parte de los meridianos Yin y Yang se unen y sobre todo, cuando se coloca la lengua en el paladar superior uniendo los canales Du y Ren Mai (Vaso Gobernador y Concepción)

            En esta etapa, también y debido a que el metabolismo se ve incrementado, es normal que las uñas y el pelo crezca de una forma más rápida.

            A medida que se avanza en la práctica, la mente tiende a estar más clara, más feliz y con una actitud más positiva ante la vida que se manifestara en el brillo de los ojos, donde el espíritu se manifiesta. Durante el día se estará más energético y durante la noche se dormirá más profundamente.

            Todas estas son algunas de las Reacciones Normales que produce el QiGong y que nos darán pruebas de nuestra correcta practica durante los ejercicios, pero también hay otras reacciones que tenemos que saber reconocer y que son consideradas como anormales y que nos indican que nuestra práctica va por un mal camino.

            Al principio hay reacciones que son comunes en los primeros estados de la práctica del QiGong, como las de sensaciones de frio o calor en las extremidades, o de incomodidad y a veces un ligero pero persistente dolor en forma de tensión crónica en áreas débiles aun no fortalecidas por el QiGong. Por ejemplo, los hombros, trapecios y tríceps pueden empezar a molestar durante las meditaciones de pie cuando los hombros están tensos (subidos hacia arriba). Todo esto sucede porque estas partes son débiles y por consiguiente deben de fortalecerse gradualmente.

            Sentir dolor durante y después del ejercicio es un claro síntoma de una mala realización del QiGong. Este debe de servirnos para dirigir nuestra conciencia a ese punto y corregir el error.

            Otras sensaciones anormales que nos indican que algo no está siendo bien realizada son los espasmos o temblores, sobre todo cuando son más pronunciadas en posturas estáticas.

            El temblor puede suceder en las articulaciones, particularmente en las muñecas, rodillas o incluso internamente, en el abdomen (la zona del Dan-T´ien inferior). A veces estos espasmos no pueden ser ni resistidos ni estimulados y es causado por un bloqueo en el fluido del Qi, o sea, la energía que empieza a moverse en los meridianos por el efecto del QiGong encuentra una cierta dificultad en su circulación.

            Algunos estudiantes también pueden notar cambios emocionales o liberación catártica de las emociones reprimidas durante la práctica de aspectos más avanzados del QiGong, debido a esta incidencia en la respiración.

            Esta es una de las razones por la cual la práctica del QiGong debe ser lento y gradual, pero constante, para de esta manera evitar psicosis agudas debido a la liberación abrupta del inconsciente, muchas de las cuales la persona no está preparada para manejar.

            Como se puede observar la parte psicológica y mental es muy importante, no sólo realizando el movimiento se puede jugar con el Qi, ya que esté es muy peligroso mal dirigido o trabajado. Por ejemplo si un estudiante tiene una tendencia a un pasado traumático, él puede tener problemas de exhalación; si tiene problemas en aceptar nuevas experiencias y tiene una baja imagen de sí mismo, puede tener problemas al inspirar, la lista es larga, tanto como aptitudes psicológicas negativas exista.

            Así como la respiración llega a ser profunda, relajada y rítmica, también habrá naturalmente respuestas emocionales. Esta es otra razón para que se lleve un proceso gradual, paso a paso.

            Otra de las reacciones Anormales, es la siguiente : las emociones de cada día que tienen su incidencia en la parte muscular, produciendo tensión y rigidez, ya aceptada por todos los campos de la medicina; por ejemplo los psicólogos llaman a este estado " cuerpo armado ". Tensión en el cuello y hombros, y rigidez en diferentes partes del cuerpo producidos por la tensión acumulada del día, son otro de los aspectos, en los que el practicante de QiGong debe de trabajar, y tener en cuenta.

            Cuando el practicante aprenda a relajarse, las imágenes y emociones pueden emerger a la superficie. Este es un estado natural en nuestro camino hacia la salud interior.

            Sin embargo, si las emociones son experimentadas como irresistibles o desorientadoras, el estudiante deberá buscar ayuda profesional, ya que se tocan campos energéticos y estados emocionales que sin el conocimiento adecuado pueden perjudicarnos.

            Muchas de las reacciones anormales de la práctica del QiGong son el resultado de la demasiada distracción, concentración forzada o excesiva práctica, estas tres causas a menudo están juntas.

            Si uno practica en un lugar o entorno agitado o durante una hora del día agitada, tenderá a forzar la concentración. La frustración por la ausencia de resultados puede causar un incremento en la duración de la sesión, o la excesiva frecuencia de las sesiones.

            El remedio es obvio: Moderar la práctica en un entorno limpio y tranquilo, preferiblemente durante las primeras horas de la mañana.”

            La concentración forzada puede ocasionar síntomas psicológicos, como dolor de cabeza, vértigos, y un sentimiento de " mariposas en el estómago " o nauseas. Básicamente, cuando uno se concentra, la energía y el calor emergen del torso (debilitando el estómago) y congestionando la cabeza (causando dolores de cabeza).

Si esto continua puede ocasionar la condición llamada " Huo Shao Lin Ssu ", que significa : " El fuego quema el templo de Shaolin ". El “Fuego” es el calor de la excesiva concentración, Shao Lin literalmente " pequeño bosque " simboliza el pelo, de este modo la expresión es interpretada, como " una señal de la excesiva concentración es que el pelo enmarañado se quema en sus puntas y raíces ", o dicho de otra forma, la excesiva concentración tiene el peligro de provocar dolores de cabeza, áreas de alopecia, hipertensión, etc.

            La expresión siguiente: " El fuego va, los diablos entran ", es frecuentemente aplicada a aquellos que meditan demasiado. La energía espiritual es agotada, uno se siente desvigorizado y se encuentra a sí mismo actuando de manera irracional. Podemos decir de estos dichos tradicionales la importancia de la moderación.

            Para tener el óptimo efecto del QiGong es importante practicar una moderación sexual. Esto es especialmente para el hombre, según la Medicina Tradicional China, la eyaculación es una clase de abastecimiento de Qi, que no debe desgastarse inútilmente ni demasiado.

            Muchos de los efectos adversos del QiGong son derivados simplemente de no seguir las direcciones del Instructor o de las anotaciones dadas por él. Si la espalda no esta recta puede haber dolor en la espina, si el pecho esta distendido o hundido las respiraciones se sentirán obstruidas. La lista es interminable, los estudiantes deben de recordar siempre que es mejor hacer una cosa correctamente, que muchas cosas mal realizadas.

            Otro de los puntos importantes en el QiGong en general, es la concentración, pues una falta de concentración puede dar lugar, a una incorrecta coordinación entre el movimiento y la respiración, de manera que la respiración no vaya acompañada con los movimientos de extensión y contracción, bloqueando y alterando así el flujo del Qi.

            Las manifestaciones de este bloqueo del flujo del Qi (estancamiento de la energía ), pueden causar trastornos a corto y largo plazo, que son los siguientes :

            - TRASTORNOS A CORTO PLAZO :

            1. Distensión en Tórax y abdomen.

            2. Anorexia.

            3. Nauseas y vómitos .

            4. Dolores de cabeza.

            5. Sudores fríos.

            6. Perdida temporal de memoria.

            Todos estos desarreglos pueden superarse fácilmente, simplemente ajustando las secuencias respiratorias en cada movimiento, es importante entender los principios Yin / Yang que hay detrás de esta coordinación movimiento / respiración y aplicarlos a cada ejercicio.

            - TRASTORNOS A LARGO PLAZO :

            1. Pérdida de peso.

            2. Perdida del tono muscular.

            3. Manos constantemente húmedas y ligeramente calientes.

            4. Estreñimiento.

            5. Falta de concentración en actividades cotidianas.

            Estos síntomas toman cierto tiempo en aparecer y afectan principalmente al Shen (espíritu). Pero como se sabe el ciclo Jin - Qi - Shen es una pirámide que alterando una de sus partes, las otras se verán afectadas. Los efectos en la falta de concentración, pueden corregirse estando consciente de su causa, y realizando una práctica más atenta y disciplinada.

            Si esta falta de concentración y la alteración del movimiento y respiración continúan, pueden llegar a afectar al Jing, provocando los siguientes síntomas:

            1. Debilidad y poca vitalidad.

            2. Parestesias en los miembros.

            3. Dolores en las articulaciones, etc.

            Estos síntomas denotan que realmente hemos alterado el ciclo Jing - Qi - Shen, y sería necesario evaluar la forma de practicar y su interés, debiendo corregirse a través de un profesional o volver a revisar las anotaciones de la técnica y volviendo al principio, moderarse y seguir correctamente las pautas marcadas por el maestro.

            Hay un poema chino que resume todo lo explicado y es el siguiente: " Cuando dibujes un tigre sostén bien el pincel correctamente, o acabarás dibujando un perro”.

editorial alasplum blossomcentre jing

logo

Editorial AlasPlum Blossom FederationCentre JingHong Kong |
Bagua Association