Los cinco puntos caidos del Tai Chi Chuan

Los cinco puntos caidos del Tai Chi Chuan

Compartir con:

Hoy en día el Tai Chi Chuan está adquiriendo una gran importancia en nuestro país, y muchos centros deportivos ya cuentan entre sus actividades con este arte milenario.

Algunas personas que aprenden estas secuencias encadenadas de Tai Chi Chuan, después abandonan estos centros creyendo con ello que realizar movimientos lentos ya es suficiente para beneficiarse de las propiedades del Tai Chi como sistema de salud y algunos incluso, como sistema de Arte Marcial. Estos estudiantes muchas veces desconocen que existen ciertos principios para realizar correctamente el Tai Chi y otras formas de entrenamiento: “Los Cinco Puntos Caídos” hace referencia a estos principios importantes de colocación del cuerpo y que tienen una enorme influencia, tanto a nivel de salud, como en la postura correcta del combate del Tai Chi:

1.Codos caídos: En algunos movimientos de Tai Chi Chuan, por su propia mecánica de movimiento, hay una cierta tendencia a elevar los codos hacia arriba, como por ejemplo “Golpear los oídos” o “La Grulla Blanca extiende sus alas”.

Este punto es muy importante para enviar la energía a las manos: a nivel de salud si se levantan los codos la circulación sanguínea no fluirá correctamente hacia las manos, y en el aspecto de arte marcial, al abrir los codos se creará una tendencia a subir el Chi (energía) hacia arriba, dando lugar a un punto vulnerable en la sensibilidad de las manos y en las técnicas de “Empuje de manos” Tui Shous

2.Hombros caídos: Este punto está, muchas veces, íntimamente relacionado con el anterior, ya que al subir los codos se produce una tendencia a subir también los hombros; cabe decir que en otras ocasiones no tiene relación.

Los “hombros” son la llave maestra que conecta el cuerpo con los brazos, sin unos hombros caídos y relajados, el Chi y la potencia nunca llegarán a manifestarse en las manos; a nivel de salud muchas veces puede crear bloqueos de circulación sanguínea y de energía en los trapecios y en el cuello, dando lugar a dolores de cabeza o mareos.

3.Pecho caído: Este punto es muy importante, pues está directamente relacionado con la respiración: Con el pecho subido, hacia arriba, uno puede probar de hacer respiraciones profundas y notará que éstas se bloquean y son poco profundas; a continuación, relajando el pecho e inclinándolo ligeramente hacia abajo, notará la diferencia en una respiración mucho más profunda.

Con el primer tipo de respiración el practicante se cansará más rápidamente, pues no saca provecho de toda su capacidad al colocar incorrectamente el pecho, sin embargo, colocando el pecho caído, la respiración podrá vitalizar mucho más su organismo.

4.Pelvis caída: Una de las zonas más importantes del cuerpo es la pelvis o cadera, puesto que conecta la parte superior del cuerpo con la inferior.

En Tai Chi Chuan es comparable a la figura del capitán del barco: el que dirige el movimiento; éste se inicia en los pies, es distribuido por la cintura y manifestado en las manos. Cuando la pelvis no está caída y relajada hacia abajo, se produce una desconexión entre las piernas y el cuerpo, con lo que el Chi (energía) en el Tan-Tien (zona situada a 4cm por debajo del ombligo) no puede circular, por ello es muy importante bascularla hacia delante, pero no excesivamente para no crear tensión.

5.Talones caídos: Este punto está muchas veces descuidado o desconocido por muchos practicantes de Tai Chi Chuan y hace fuerte referencia al “enraizamiento”.

Cuando se adopta un caballo (Ma) o posición de piernas, algunas veces los talones se despegan del suelo, con lo que se pierde un contacto completo con la tierra, lo cual provoca que el cuerpo no tenga la estabilidad y firmeza precisas y la energía no pueda fluir desde las raíces hacia arriba, donde se manifestará el poder del practicante de Tai Chi.

Estos “Cinco Puntos”, si son aplicados correctamente, convierten a todo el cuerpo en una unidad, en la que la parte superior e inferior están conectadas por una cintura relajada y la energía fluye desde los pies hacia arriba, para manifestarse en las manos.

Esto es mucho más importante que conocer muchas formas o movimientos de Tai Chi Chuan, ya que sin una comprensión de estos principios, el Tai Chi Chuan estará completamente vacío y sin sentimientos y muchos de los beneficios terapéuticos que se leen en los libros, no se experimentarán jamás.

Sifu Sebastián González

editorial alasplum blossomcentre jing

logo

Editorial AlasPlum Blossom FederationCentre JingHong Kong |
Bagua Association