El abanico de dragón dorado

El abanico de dragón dorado

Compartir con:

Una de estas formas de abanico es la del “Dragón Dorado” o Gum Loong Sin, también conocida como “forma de golpear puntos de presión en el muñeco de bronce” o Toong Yen Da Yuit Sin y una de las razones por las que esta forma ha sido muy poco divulgada y ha habido un hermetismo sobre ella, es porque se necesitan buenos conocimientos de acupuntura (puntos de presión, meridianos, horario de los ciclos energéticos, etc.) y por los peligros que conlleva su mala utilización; incluso dentro de los círculos de Choy Li Fut sique siendo una forma desconocida y casi “secreta”.

La expresión “muñeco de bronce” tiene su origen en que antiguamente se empleaban muñecos fabricados con esta aleación para la práctica de la acupuntura en los que se hallaban dibujados y marcados los meridianos y sus puntos correspondientes; estos “muñecos de bronce” estaban rellenos de líquido y los puntos de acupuntura, que comunicaban con el interior, estaban tapados con cera, así que cuando se realizaba el examen y el estudiante pinchaba correctamente el líquido fluía por el punto de acupuntura, de esta forma tan sencilla se verificaba la correcta utilización de las agujas.

De una forma muy parecida se empleaba en Choy Li Fut el muñeco como elemento de entrenamiento para golpear en determinados puntos con el abanico.

Origen de la forma

Esta forma proviene directamente de Chan Koon Pak (el hijo del fundador del sistema) quien la enseñó a Chan Cheong Mo, y a través de Wong Gong fue recogida por el Gran Maestro Wong Doc Fai quien lo ha divulgada en nuestro país.

La forma de Abanico del Dragón Dorado pone énfasis en el conocimiento de los doce principales meridianos y los puntos de presión donde el Chi tiene mayor acción para tonificar o sedar el órgano relacionado. Según la Medicina China la energía Chi recorre el cuerpo de un órgano a otro de forma regular, como lo hace el segundero de un reloj al pasar por encima de los números en la esfera. Estos doce meridianos se relacionan con el horario chino, el cual divide el día en 12 horas y adjudica 2 horas a cada meridiano, durante estas dos horas el meridiano afectado tiene mayor flujo de Chi; por ejemplo, al mediodía el corazón está muy activo pero a media noche no lo está tanto; por el contrario a ésta última hora es cuando se activa la vesícula biliar, en tanto que el intestino grueso llega a su punto culminante por la mañana, etc.

Este conocimiento de los ritmos de la energía en el cuerpo, actualmente se llama cronopuntura y antiguamente era utilizada para la aplicación de los golpes en el momento preciso y utilizando el punto correcto.

Algo más que un arma…

Como se puede observar, al igual que pasa con los venenos (en pequeñas cantidades sirven de antídoto) o como la homeopatía, los puntos de presión son usados para curar a través de la acupuntura o el masaje, pero también pueden ser usados para dañas o causar la muerte.

Paralelamente al aprendizaje de esta forma, antiguamente se aprendía el uso de hierbas medicinales para curar o restablecer el flujo de Chi sobre los meridianos dañados o afectados; estas fórmulas magistrales se administraban en forma de té, infusiones, linimentos, sopas, etc. y eran conocidas como DIT DAK. Las fórmulas que componen estos brebajes son también objeto de “secretismo”, pues cada maestro tiene sus propias fórmulas basadas en las aprendidas de sus antecesores, y sólo alumnos que lleven muchos años en el sistema y que sigan la tradición cuentan con la aprobación y la confianza necesaria para acceder a los ingredientes de cada fórmula.

Se hace evidente que esta forma debe ser enseñada por un Maestro, pues sólo él puede guiarnos sobre el uso correcto y efectivo de estas técnicas; intentar aprenderlas de un libro o de un artículo no sólo es una auténtica pérdida de tiempo sino que puede convertirse en un juego peligroso, pues no se cuenta cómo realizar la cura del punto dañado, cómo preparar la cura, etc.

Una creencia falsa es que los extremos de las varillas de los abanicos estaban envenenados, nada más lejos de la realidad, ya que el abanico sólo se despliega al inicio y al final de la forma para mostrar el arma, nunca para bloquear o cortar. Esta idea errónea proviene del cine o de historias de ficción, de hecho, conociendo bien la forma, cualquier objeto parecido a un abanico, un lápiz, unos palillos, etc., puede hacer las veces de abanico.

Los movimientos de la forma de Abanico del Dragón Dorado en Choy Li Fut siguen los distados de este estilo, movimientos bellos y precisos con la ayuda de la “fuerza relajada”. Definitivamente esta forma no es una forma de exhibición, es una forma totalmente marcial que se transmite a alumnos avanzados y con una buena base en el Choy Li Fut.

Esta forma es de aquellas que llevan el sello inconfundible de sus orígenes y de las que ayuda a preservar la tradición.

editorial alasplum blossomcentre jing

logo

Editorial AlasPlum Blossom FederationCentre JingHong Kong |
Bagua Association